[vc_row][vc_column][vc_empty_space height=»16px»][trx_title type=»3″ style=»underline» align=»center»]Un Final para su Final[/trx_title][trx_columns count=»1″ margins=»»][trx_column_item][trx_dropcaps style=»2″][vc_column_text]Es curioso como las distancias son, en realidad, relativas al tiempo que tardamos en recorrerlas. A veces, las distancias son puramente físicas; otras, mentales. Pero todas sus longitudes están en relación al tiempo que se lleva ir desde su comienzo hasta su final. No nos parecerían largas las vueltas al mundo si las diéramos en un medio de locomoción que alcanzase los doce mil kilómetros por hora. Tardaríamos en darla algo más de una hora. Sin embargo, otras distancias, no importa cuán rápido sea tu medio de locomoción, se llevan toda la vida en ser recorridas. Eso sí es que uno alguna vez se atreve a empezar siquiera el camino. Como seguro que alguien dijo alguna vez en el albor de su viaje: «todo camino conlleva un primer paso».

 

[/vc_column_text][/trx_dropcaps][/trx_column_item][/trx_columns][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][trx_quote style=»style_3″]

Un Final para su Final, la primera novela de Ibai Fernández, nos llevará de viaje por la memoria y el olvido para plantearnos serias cuestiones sobre lo que en realidad supone la formulación de cada identidad.

[/trx_quote][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»1131″ img_size=»300×400″ alignment=»center»][vc_empty_space][vc_column_text]

Te invito a leer el primer capitulo aquí

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row]