Un día nos haremos viejos

Huiremos y nos haremos viejos.
Volveremos a terminar lo que empezamos.
Al final seremos jóvenes
haciendo lo que hacen los viejos;
viejos haciendo lo que
desearían
hacer de jóvenes.

Huiremos y nos haremos viejos.
Con un puesto de friturita
justo en Huelin.
Boquerones, calamares y chanquetes…
A la rica almendrita de mi tierra
(para abrir boca).

Al paseo de cielos violetas y anaranjados
entre rocas rompeolas
que rompen corazones;
entre gritos que irían
de la cocina
hasta el mercado…
Entre (tus) olores…

Entre sabores almibarados
de tu boca a la mía,
de mi alma a tu vagina.
A espetos que me espetan
en qué se ha convertido el pasado
mientras me imagino que,
una vez,
me hice viejo a tu lado.