fbpx

Noche sin Mañana

Noche sin Mañana

[vc_row][vc_column][vc_video link=»https://www.youtube.com/watch?v=m_G2yF4-5wQ»][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][trx_dropcaps style=»1″][vc_column_text]E stimados amigos, compañeros, familiares, conocidos y desconocidos:[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Les invito a que disfruten de estos casi 19 minutos de cine producidos por Elm St. Productions bajo el guión y la dirección de Ibai Fernández, basado en la obra original del increíble escritor español Iván Aranda, «Una merecida recompensa».

[/vc_column_text][vc_column_text]

El nombre de este cortometraje es «Noche sin Mañana» y fue producido bajo la batuta de Mónica Montúfar, Christian Siza y el propio Ibai Fernández, que también puso su experiencia al servicio de la fotografía y de la edición con la ayuda de Milton Manobanda en la operación de la cámara y de Stalin Rodríguez en el ajuste de color.

En la dirección asistió Attis Burnham, la dirección de arte corrió a cargo de Andres «Wipi» Gómez con la asistencia de Belén Klockare en el diseño de vestuarios y de Geovanna Herrera en el diseño de maquillaje y peluquería, así como de la propia Mónica Montúfar en el diseño de los créditos. Por último, Iñaki García hizo todo lo que había que hacerse por la banda sonora del film y Juan Carlos Moya volvió a sorprender con sus composiciones musicales originales.

[/vc_column_text][vc_column_text]El cortometraje, protagonizado por los descomunales Alfredo Espinosa y Antonella Moreno nos narra, desde una perspectiva claustrofóbica, desengañada y pesimista, cómo un escritor apolillado de supuesto éxito y una prostituta muy especial se enfrentan a lo que en principio parece el suicidio de uno de ellos… pero, ¿acabará siéndolo?[/vc_column_text][/trx_dropcaps][/vc_column][vc_column width=»1/2″][trx_dropcaps style=»1″][vc_column_text]D earest friends, pals, family, those whom I know and those who¡m I do not,[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

I am honored to invite you to enjoy these 19 minutes of film, produced by Elm St. Productions, written and directed by Ibai Fernández and based upon the short story “Una merecida recompensa”, written by the amazing Spanish writer Iván Aranda.

[/vc_column_text][vc_column_text]

Welcome to “Noche sin Mañana”, produced by Mónica Montúfar, Christian Siza and Ibai Fernández himself, who also ran the direction of photography and the editing of the movie, with the invaluable collaboration of Milton Manobanda as camera operator and Stalin Rodríguez as color specialist.

For the direction of the film, Ibai counted on Attis Burnham. Art direction was entitled to Andres «Wipi» Gómez with the assistance of Belén Klockare in costume design and Geovanna Herrera for make-up and hair-dressing, as well as Mónica Montúfar herself in the design of the credits. Finally, Iñaki García did everything that needed to be done to what the sound of the film concerns, and Juan Carlos Moya amazed once again with his original score.

[/vc_column_text][vc_column_text]This short movie, starred by the Alfredo Espinosa and Antonella Moreno tells, from a claustrophobic, disillusioned and pessimistic perspective how a supposedly successful, moth-eaten writer and a very special prostitute face what initially seems to be the suicide of one of them… but, will it end up being so?[/vc_column_text][/trx_dropcaps][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_text_separator title=»Ibai Fernández»][vc_empty_space][vc_single_image image=»1893″ img_size=»647×960″ alignment=»center»][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row]

Creando Personajes

Sherlock Holmes

[vc_row][vc_column width=»1/4″][/vc_column][vc_column width=»3/4″][trx_quote style=»style_2″]Estoy seguro que lo primero que se te viene a la cabeza no es lo simpático, amable, educado… Lo que te llamó la atención sobre ese personaje en concreto fueron sus neuras, sus detalles, sus idiosincracias, aquellas que no comparte con los demás.[/trx_quote][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Los personajes.

¿Qué les pasa a los personajes? No soy defensor de los grandes perfiles de personajes que trascienden a lo largo de folios y folios de anecdotario pueril e inútil. En cambio si que me interesan los pequeños detalles. ¿Qué música escucha Ulises? ¿Qué fobia tiene Esteban? ¿Algún personaje tiene mascota? ¿Quién? ¿Y los que no tienen mascota, qué mascota tendrían? ¿O por qué no tendrían mascota? ¿Qué tipo de pendientes les gustan a las chicas? ¿Qué cantidad de maquillaje usan? ¿Colores paste u ocres? ¿Falda o pantalón? ¿Pana o vaquero? ¿Agua mineral o de grifo? ¿Pepsi o Coca-cola?

Todo esto son ejemplos llevados al límite para que veas que un “romántico y amistoso trabajador inofensivo” interesa menos que un “aracnofóbico compulso con una fijación por Pete Best (primer – y desconocido – batería de The Beatles). O una mujer “femenina e interesante” queda menos definida que una mujer con una tonelada y media de maquillaje en tonos pastel a la que le gusta escuchar opera mientras da de comer a su gato egipcio, de nombre «Pigmeo».

Y no me refiero a que tengas que forzar los personajes hasta hacerlos surrealistas freaks de circo. Me refiero a que, conociendo todas estas cosas que parecen estupideces, lo obvio no se hace necesario de contar. Puedes imaginar mejor un personaje (y lo más importante: puedes amarlo más, identificarte más) desde sus detalles más nimios que desde sus rasgos más característicos. Por ejemplo, alguien que prefiera el frito a la plancha es alguien a quien no te vas a imaginar gordo, al menos en principio. Alguien que requiera, ex profeso, agua mineral va a ser un poco pijo… Todo esto a no ser que luego se exprese de otro modo.

Piensa en tu personaje favorito de película.

Estoy seguro que lo primero que se te viene a la cabeza no es lo simpático, amable, educado… Lo que te llamó la atención sobre ese personaje en concreto fueron sus neuras, sus detalles, sus idiosincracias, aquellas que no comparte con los demás.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»1828″ img_size=»full»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_empty_space][vc_column_text]Piensa en un personaje típico y clásico, que todo el mundo pueda conocer…

¿Sherlock Holmes, por ejemplo? ¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza, que era analítico, que era un borde? ¡Es el detective más famoso de la literatura! El tío más inteligente de su época… Si él no era analítico y un poco misántropo, ¿quién lo iba a ser? En cambio, lo que lo definía, lo que lo hacía único no era su capacidad de análisis crítico, su altivez, su inteligencia. Lo que lo hacía personal, casi tangible, apropiado para llegar a haber sido sujeto de estudios psico-sociológicos eran sus detalles, su aparente homosexualidad, su adición a la cocaína, su sapiencia por la química, su habilidad para tocar el violín, su pipa, su capa y su gorro. Eso era Sherlock Holmes, más allá de ser “un gran detective privado de la era victoriana británica que residía en el 221B de Baker Street, Londres, y que resolvía, gracias a una habilidad analítica privilegiada los casos que a Scotland Yard se le antojaban imposibles”.[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row]

El sexto corto de Ibai Fernández se rodará en el Ecuador

Ibai Fernández El Comercio

[vc_row css=».vc_custom_1516283444402{margin-top: -100px !important;}»][vc_column][trx_title type=»2″ align=»center»]El sexto corto de Ibai Fernández se rodará en el Ecuador[/trx_title][vc_empty_space height=»10px»][vc_text_separator title=»Fernando Criollo · Redactor · Diario El Comercio · Quito, Ecuador»][vc_empty_space][vc_column_text]Fue el 10 de febrero hace casi dos años que Ibai Fernández aterrizaba en el Ecuador. Traía una propuesta para dar clases de Narrativa Visual en una universidad privada de Quito. Pronto descubrió que la cátedra no era lo suyo. Pero, en lugar de regresar a España, decidió quedarse en Ecuador, trabajando en algunos proyectos audiovisuales que tenía en mente.

Así es como el cineasta y productor cambió la dirección de Elm St. Productions al Ecuador. Ibai Fernández convirtió el segundo piso de un edificio en el sector de El Batán, al norte de Quito, en su vivienda y estudio de trabajo. En ese mismo lugar, una de las habitaciones está siendo transformada en el escenario de «Noche sin Mañana». Ése es el título del sexto cortometraje desarrollado por el realizador español en colaboración con La Nave Producciones y JCM Productions.

En estos dos años ha estado involucrado en la realización de un documental sobre la Tricolor, videos institucionales, campañas publicitarias… Desde hace unos meses es el proveedor de un programa de entretenimiento para teleSUR. Pero Ibai Fernández confiesa que la realización de cortometrajes ha encontrado un espacio de expresión y satisfacción personal. Asegura que, como producto, el cortometraje tiene un sabor propio, distinto al del largometraje. Con una considerable reducción en los tiempos de consumo del audiovisual, Ibai Fernández explica que la industria del entretenimiento debería pensar en adoptar el corto como alternativa comercial. Por ello no quería dejar pasar más tiempo antes de rodar su siguiente historia. Con el guión como piedra angular de su trabajo, comenzó la tarea de reclutar al equipo de trabajo.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_single_image image=»2262″ img_size=»full» add_caption=»yes» alignment=»center»][trx_title type=»3″ align=»center»]Noche sin Mañana[/trx_title][vc_column_text]

Admite que escribe sus historias pensando en los recursos técnicos, tecnológicos y humanos disponibles. Así se fue desarrollando «Noche sin Mañana». Esta historia narra el encuentro de un reconocido pero erosionado escritor y una joven prostituta «hecha a la medida de las fantasías del escritor», afirma Ibai Fernández.

Tras la lectura del guión, el actor Alfredo Espinosa fue el primero en sumarse al elenco. Para el segundo personaje se realizó un casting en el que se seleccionó a Antonella Moreno. Entre los dos — dice Ibai Fernández — hay una  relación mediada por dilemas. Y a través de estos dilemas la historia dará varios golpes de giro. Para atraer al espectador, el director no duda en poner a sus personajes en relación directa con la muerte.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_single_image image=»2263″ img_size=»full» add_caption=»yes» alignment=»center»][trx_title type=»3″ align=»center»]Su esquema de trabajo[/trx_title][vc_column_text]Su esquema de trabajo está meticulosamente organizado. Según su agenda, Ibai Fernández tiene previsto rodar el corto entre el 29 y 31 de enero. «Tengo una forma de trabajo alemana que funciona como un reloj suizo», dice Ibai Fernández. Con ello se refiere a la agenda de ensayos, reuniones de trabajo y a las pruebas de equipo y luz. Ibai Fernández asegura sobre ésas que son indispensables antes de encender la cámara. Con el estreno previsto para marzo, Ibai Fernández admite que el proyecto por ahora no representa un ingreso económico para ningún miembro del equipo. Se trata, en todo caso, de un ejercicio de experiencia y expresión que circulará en muestras y festivales.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_text_separator title=»Fuente»][vc_empty_space][vc_column_text]Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO aquí.[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row]