La inversión tecnológica en Latinoamérica

inversión tecnológica en Latinoamérica
La inversión tecnológica en Latinoamérica

La gran ola de inversión tecnológica en Latinoamérica se abre paso no haciendo sino crecer. Nacida en Estados unidos y extendida con anterioridad a mercados como el europeo o el asiático, este tsunami llega ahora a Latinoamérica. Y con él viene una oportunidad única: la de desarrollar la siguiente generación de emprendimientos tecnológicos estelares. El mercado así lo dispone: el crecimiento del uso de Internet y de Internet móvil, un mayor PIB en conjunto que el de India o el de China — los gigantes asiáticos que más han crecido gracias a los emprendimientos tecnológicos. Y, finalmente, un mercado dominado por conglomerados manufactureros, industriales y financieros que dejan plenitud de espacio para los conquistadores del futuro.

La revolución tecnológica ha alcanzado una fase de madurez. Los mercados centrales (Estados Unidos y Europa) finalmente se saturaron y el capital financiero se ha movido hacia los mercados periféricos. Primero fueron India, China, Sudáfrica… ahora le llega la oportunidad a Latinoamérica. Desde 2013 hasta 2017, la inversión tecnológica en Latinoamérica promediaba un capital de emprendimiento en tecnología alrededor de los 500 millones de dólares. Fue en 2017 cuando este capital de emprendimiento alcanzó el pico de los los 1.100 millones de dólares. Una tendencia que continua en el presente, cuando sólo en el primer trimestre de 2018 se gastaron más de 600 millones de dólares en inversión tecnológica en Latinoamérica.

Inside Latin America’s Breakout Year in Tech

Inside Latin America’s Breakout Year in Tech es un reporte de 8 páginas con actualizaciones al respecto de la inversión tecnológica en Latinoamérica en relación al capital de emprendimiento. Es un mapeado de los principales mercados latinoamericanos así como de los mejores acuerdos llegados, las alianzas financieras establecidad, la madurez del ecosistema de emprendimientos alcanzadas, las tendencias más destacadas y los sectores de más rápido crecimiento dentro de dicho ecosistema.

Por otra parte, el crecimiento de la inversión tecnológica en Latinoamérica coincide con la conversión de la región como un mercado estratégico clave  para una creciente lista de compañías tecnológicas globales como Google, Uber, Facebook, Amazon, Spotify, Netflix…

 

Otra estadística destacable es que sólo en 2017 más de 25 nuevas firmas globales de capital de emprendimiento entraron a la región.

La inversión tecnológica en Latinoamérica: apoyo institucional

Pero la financiación por sí sola no asegura ninguna clase de éxito, por supuesto. Otros requisitos que puedan maximizar el impacto de un nuevo flujo de capital han de ser satisfechos, como, por ejemplo, la infraestructura física, social y tecnológica dentro de cada sociedad dada o la existencia de una clientela local capaz y exigente. También, las condiciones como la calidad de la conexión de Internet o el uso que se le da a éste son aún en muchas partes el continente una realidad que no podemos olvidar, como lo es el número creciente de usuarios de smartphones y de comercio electrónico, que ya alcanzan en Latinoamérica los niveles existentes en los Estados Unidos. Esas tendencias no cambian. Pero sí que cambia una: la del apoyo institucional.

Las instituciones se han tenido que adaptar también a los tiempos y no han podido obviar la fuerza de crecimiento que trae consigo la digitalización y la necesidad, sino de efectuar inversión tecnológica en Latinoamérica cuando no han podido, al menos de allanar el camino a los posibles emprendimientos tecnológicos a través e diferentes programas institucionales, líneas de crédito y financiación y cambios regulatorios. A través de ellos, las diferentes administraciones públicas latinoamericanas han comenzado a apoyar el desarrollo de los ecosistemas locales de inversión tecnológica en Latinoamérica.

.- Ibai Fernández.