Antes de la calma…